Roberto Fontanarrosa: lo "crioyo" para un "criollo"


A veces la picardía crioya es sólo desesperación, Mendieta.
Endijpuéj de tantos años, si tengo que elegir otra vez,la elijo a la Eulogia con los ojos cerrados. Porque si los abro elijo a otra.
No, no he escrito mal "crioya" (criolla). Tampoco escribí mal "endijpuéj" (endespués, o mejor dicho, después). Esta forma de escribir es sólo el reflejo del acento provinciano nacido y cultivado en las grandes planicies del centro argentino, cuna de muchos, entre ellos, de Roberto Fontanarrosa.

El "Negro" Fontanarrosa ha sido, al menos para mí, un historiador no reconocido, documentando las costumbres de las sociedades que tenía cerca (¿qué historietista no hace eso?, o mejor aún, ¿qué historietista es reconocido por su labor de documentador?). Leer sus historietas era muy complicado, ya que en casa casi no se compraba El Clarín (diario para el que trabajó desde la década del '90), y recién pude leerlo más seguido cuando el diario local comenzó a publicar algunas de las tiras del gaucho Inodoro Pereyra. Hasta eso, lo más "completo" que había leído era el libro de cuentos "No sé si he sido claro", una exquisita varietè de fútbol, plurisentidos, hazañas, minutas e historias de barrio.


Lo que más me llegó de todo el trabajo de Fontanarrosa fue Inodoro Pereyra. Muchos se preguntarán: ¿por qué no te indentificas más con sus cuentos o chistes sobre el fútbol, siendo argentino? Bueno, la verdad es que no soy muy amante del fútbol que digamos (eso no quiere decir que no vea a la selección o al equipo de mis amores, River -descendido o no-), y lo que más cerca he tenido, si bien no he nacido ni me he criado en el campo, es el sentimiento "crioyo" que tan astutamente se ha plasmado en Inodoro.  Y más profunda se hizo esa afinidad a lo "crioyo" en el momento en que conocí, hace pocos años, la vasta llanura pampeana, en el centro de mi país. Y a pesar de la lejanía que tengo de ese "crioyo" del mar de tierra, pude conectarme, de alguna manera mística o casual, con el "criollo" de mi tierra, de los valles y las montañas.

Porque el criollo en este país y, creo yo, en toda Latinoamérica, tiene algo patente en los ojos: el saludo amigo del que vive y es de esta tierra.
___________________

Para este pequeño homenaje al "Negro", indexo dos videos que son grandes obras de arte en sí: el primero es un cortometrajerealizado por Hernan Vieytes sobre un escrito de Fontanarrosa, titulado "La planicie de Yothosawa", al estilo documental natural; el segundo es la conocidísima y siempre saludable conferencia sobre las malas palabras, que diera unos años antes de su muerte. Sin más, espero que disfruten estas dos joyas del "Negro".




Muchos, quizás, me critiquen por este "arrebato de argentinidad". SIn embargo, es lo que tengo cerca. Me gustaría muchísimo hablar sobre otros historietistas latinoamericanos o españoles en los próximos artículos de este blog, sobre todo de aquellos que reflejan la sociedad y la cultura del sitio donde nacieron; así que espero sugerencias de los lectores hispanoparlantes.

Roberto Fontanarrosa nació en la ciudad de Rosario (Argentina), en 1944. Su carrera comenzó como dibujante humorístico, destacándose rápidamente por su calidad y por la rapidez y seguridad con que ejecutaba sus dibujos. Se le conocía su gusto por el fútbol, deporte al cual le dedicó varias de sus obras. Como buen «futbolero» siempre mostró su simpatía por el equipo al que seguía desde pequeño, Rosario Central.
En los años setenta y ochenta, se lo podía encontrar tomándose un café en sus ratos libres en el bar El Cairo (esquina de calles Santa Fe y Sarmiento), sentado a la metafórica «mesa de los galanes», escenario de muchos de sus mejores cuentos. Desde los años noventa, la mesa se mudó al bar La Sede hasta la reapertura de El Cairo.
El 26 de abril de 2006, el Senado le entregó la Mención de Honor Domingo Faustino Sarmiento, en reconocimiento a su vasta trayectoria y aportes a la cultura argentina. En diciembre de 2006 recibió en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara (México) el premio «La Catrina», reconocimiento que cada año se entrega en el Encuentro Internacional de Caricatura e Historieta. Recibió además el Premio Konex de platino en 1994 y el Konex en 1992.
Falleció el 19 de julio de 2007, a la edad de 62 años.

Saludos a todos.

P/D: Dejo un enlace recomendado, que es la web oficial del "Negro": http://www.negrofontanarrosa.com

__________________________________

También hemos publicado: